La cesta está vacía
La Caverna del Blues

La Caverna del Blues

Teatro canalla > Comedia


 

Compartir publicación



Es un enorme placer para la compañía de espectáculos Buscarini interpretar en LA CAVERNA DEL BLUES parte de la obra de dos autores que tienen nuestro más sentido reconocimiento por su entrega sincera, noble y total al arte de la composición poética y musical. Estas actitudes en búsqueda de la verdad y la pureza artística les acarrearon más sufrimiento que gloria. Ambos desembocaron en una truculenta vida y sus obras acabaron en el cementerio del olvido.
 
ANTONIO ARMANDO GARCÍA BARRIOS, más conocido como Armando Buscarini (Ezcaray, 16 de julio de 1904 - Logroño, 9 de junio de 1940) fue uno de los escritores malditos más peculiares que ha tenido la literatura española. De versos desgarradores por su romanticismo o por su perpetuo infortunio, aunque impasible al desaliento, este hermano menor de la bohemia madrileña de principios del siglo XX dio su vida por la literatura. Marcado por el estigma del fracaso desde muy joven, luchó a contracorriente por una trayectoria poética marcada por la precocidad y la intensidad (en diez años publicó treinta libros de narrativa, teatro y, sobre todo, poesía) hasta su internamiento en un manicomio, donde murió.
 
MARION WALTER JACOBS, más conocido como Little Walter (Marksville, Luisiana; 1 de mayo de 1930-Chicago, Illinois; 15 de febrero de 1968), fue un armonicista, cantante y también guitarrista de blues. Es usualmente mencionado como uno de los más grandes del blues y constructor del sonido de Chicago. Su forma de tocar la armónica fue tan revolucionaria que es directamente comparable a lo que hizo Jimi Hendrix con la guitarra o Charlie Parker con el saxo, logrando sonidos, fraseos y expresionismo a niveles imposibles de imaginar en esa época, marcando un estándar para siempre.

ESPECTÁCULOS DESTACADOS